Mundial 2018-4

Fichajes y trabajadores en huelga

Mientras me balanceaba en una hamaca, con un trozo de mar casi al alcance de la mano, se jugaba el mundial de fútbol, cumpliendo inexorablemente su fase de equipos, sus octavos, sus cuartos y ya solo queda la final y el humillante partido para tercero y cuarto.

Mis paseos de la tarde, en horario de fútbol, me sirvieron para darme cuenta de que había pasado a formar parte de un colectivo que ni sabía que existía pero que era muy numeroso: Aquellos que no vemos los partidos pero que, cuando pasamos al lado de una terraza en la que muchos lo están viendo y oímos rugir por un gol, nos acercamos a la pantalla para saber quién ha marcado y de paso enterarnos de quienes estaban jugando.

Pero lo que me tiene loco del mundo del fútbol es el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus. No me había fijado en la cantidad porque ya hace mucho tiempo que perdí la sensibilidad a la economía futbolera. Creo que cobran más que algunos catedráticos, médicos e investigadores (o que todos juntos, no sé). Lo que me ha dejado patidifuso es la huelga anunciada por la Unión Sindical de Base (USB) por la desmesura de lo que va a cobrar mientras ellos cobran…, me imagino que menos.

Estoy soñando con ver la vuelta de la conciencia de clase y la imagen del negocio del fútbol como metáfora de la injusticia social. Quién sabe, tal vez a partir de ahora, los trabajadores dejen de ver el fútbol y de votar a la derecha.

 

  • Visto: 82